miércoles, 18 de agosto de 2010

CUIDADOS DE TORTUGAS ACUÁTICAS

Consejos para el cuidado de las tortugas acuaticas

Tener una tortuga acuática es una experiencia maravillosa pero se la debe cuidar con dedicación y mucha atención durante los primeros años de vida, se aconseja mantenerlas en un depósito de plástico, de loza de vidrio, con agua fresca y de la forma más natural posible. Si podemos, debemos enterrar el estanque para que su nivel superior se mantenga a ras de suelo y es así cuando la tortuga tenga la fuerza necesaria salga del agua por sí sola; debe haber en el estanque una superficie apenas sumergida, ésta debe servir como peldaño para salir del estanque. El agua del estanque necesita ser cambiada cada 3 días y la superficie del receptáculo debe ser aseado con una esponja áspera y detergente; el caparazón de la tortuga de agua también necesita atención, el mismo debe higienizarse con jabón de tocador para retirar el moho o la suciedad.

Como información vital debe saber que aquellas tortugas acuaticas que usted compró en un acuario pueden crecer hasta el tamaño de un pie y por ello el espacio que se le de debe ser acorde a sus dimensiones. Lo recomendable es comprar hembras debido a que los machos suelen ser más agresivos y tienden a morder las manos de las personas;las tortugas de agua son propensas a portar bacterias, en especial las bebés, y esto explica por qué en varios países del mundo está prohibida su adopción cuando recién nacen.

La pecera destinada a estos reptiles debe contar con una bomba de oxígeno, un calentador de agua que mantenga una temperatura de 78° C Fahrenheit y una lámpara de luz ultravioleta. Con respecto a la alimentación de las tortugas de agua decimos que las mismas deben ser alimentadas dos veces por semana, en muchas veterinarias podemos encontrar alimentos preparados especialmente para este tipo de reptiles. Si podemos, es una buena idea darle de comer a nuestra mascota en una tina para evitar que se ensucie la pecera con restos de alimentos; si desea ahorrar dinero en alimentos, una buena opción es la carne picada o la comida para gatos húmeda. Es bueno tener en cuenta que las tortugas acuaticas son muy propensas a enfermedades respiratorias causadas por corrientes de aire o abruptos cambios de temperatura, los síntomas más comunes son: mucosidad y burbujas en la nariz. Para facilitar su recuperación se la debe tener tranquila y proveerle un poco más de calor de lo habitual.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

©2009 Tortugolandia | by TNB